viernes, 14 de agosto de 2015

Y me subí a la chepa del Veleta.......Crónica de Capi Teijeiro Perezagua




Después de tres años intentándolo, parece que este va a ser el bueno. El sábado por la tarde me despido de Susana y los peques que están tan agustito en la playa y pongo rumbo a Granada. Allí primero visito a Mi gran amigo Fortes que me lleva a la zona de la salida de esta prueba para dejar allí aparcado el coche.
  Me despido de él y acto seguido voy en busca a Carlos, a Pedro y su mujer. Después de localizarlos y tomarnos una cervecita, nos dirigimos al apartamento de Pedro para cenar algo.
  Menudos macarrones con salsa carbonara se cascó nuestro compañero Carlos. Hidratos de calidad para el día de mañana, je je je.
   Bueno, se hace tarde y Carlos y yo nos vamos al apartamento, chiquito pero coqueto, para preparar todo y dormir lo máximo posible. Por la mañana quedamos con Pedro para desayunar. Son las seis y cuarto. Nos despedimos de la mujer de Pedro y nos dirigimos a la salida.
   Todavía es de noche aunque no tardará en despuntar el sol. Empieza a llenarse la zona de corredores. Una furgoneta hace las veces de ropero donde dejamos nuestras mochilas para luego, "más tarde", recogerlas en la cima del Veleta.
  Pasamos el control de chip. Estamos a cinco minutos de la hora de la salida. Carlos nos da unos consejillos ya que esta es su tercera vez.
   Muy importante salir tranquilos y no dejarse llevar por la euforia de la salida. a ritmo desde el principio.
   También nos dice que aquí lo que cuenta es el ponerse a andar, si es que lo necesitamos, lo más lejos posible.
    Dos consejos claves para poder terminar la prueba en condiciones y satisfactoriamente. Esperemos poder tenerlos presentes.
    Se da el pistoletazo de salida. Comenzamos a correr muy tranquilos. Estoy algo nerviosillo. Después de tres años intentándolo estoy aquí en la línea de salida. He leído muchas noticias de la carrera y sin lugar a dudas es muy, muy dura.Esperemos aunque sea poder terminarla. 
  Hemos dado una vuelta al paseo del salón y ahora sí, nos dirigimos a la carretera que nos llevará directamente al Veleta. Son unos diez kilómetros bastantes suaves, pero con continuas subidas que hay que administrar muy bien ya que vamos con mucha fuerza y si nos pasamos luego lo vamos a pagar.
   Llevamos un ritmo cómodo. A 5´30" el kilómetro. De momento hay que ir aguantando así. Vamos hablando y disfrutando del ambiente. Tenemos que hacer estos primeros kilómetros sin que nos demos cuenta que lo duro no ha empezado todavía.
   Pasada la primera hora de carrera llevamos algo menos de 11 kilómetros. Vamos según lo establecido que no es otra cosa que intentar terminar sobre las seis horas.



   Bueno pues comienza la ascensión. Esto empieza a empinarse (la carretera, digo, eh). Hay alguna zona que me recuerda a la subida desde el puente de la degollada hasta la ermita. Paramos en los primeros avituallamientos líquidos para reponer sales y agua.
   De momento no hace mucho sol así que las gafas van encima de la gorra. Llevamos unos quince kilómetros y no hago más que buscar por las cimas la inconfundible silueta del Veleta. De momento no la he visto pero no estará muy lejos, je je je.
   Carlos se ha adelantado un poco y Pedro se ha parado en una ambulancia para apañarse la rozadura en un dedo así que me encuentro subiendo solo.
    Voy adelantando a varios corredores. He cogido un buen ritmito y espero llevarle lo más lejos posible. Hablo con algún corredor para hacer más amena la subida. también comenzamos a adelantar a otros que ya han comenzado a andar.
    Poco a poco llego a un avituallamiento, que no están mal por cierto, quizás le faltase algo de azúcar en forma de chocolate o gominolas, je je je, y allí esta Carlos. Salimos del avituallamiento juntos y después de explicarle donde se había quedado Pedro continuamos la subida hacia nuestro objetivo.
Carlos lleva una cámara en la cabeza y va grabando algunos tramos de la subida. Pasamos por la media maratón. Llevamos algo más de dos horas y de momento vamos con bastantes fuerzas.
   Continuamos juntos unos cuantos kilómetros hasta que parece que mi ritmo es algo más rápido y me voy despegando de mi compañero. Paso por el km 30. Aquí vamos adelantándonos los corredores unos a otros dependiendo de las fuerzas de cada momento.
   Yo continuo pensando en las palabras de Carlos: “Poquito a poco y comenzar a andar lo mas tarde posible".
   Miro para arriba y en una curva comienzo a divisar esa silueta que llevo en mi imaginación desde la salida. La imponente cima del Veleta se deja ver por fin. Quedan menos de 20 kms y yo la veo a tomar por cul............... Después de observarla durante un rato mientras sigo dando zancadas sin parar, vuelvo a agachar la cabeza y a fijarme que el negro asfalto cada vez se pone más cuesta arriba.
   Hay muchos momentos para pensar en infinidad de cosas. Entre ellas, lo agustito  que estaba yo en la playa con Susana y los peques. Esto me hace apretar los dientes y tirar para arriba por ellos. Esto es gasolina de la buena....



    Creo que es en el km 36 donde después de un avituallamiento comienzo a caminar un poco. Rápido pero a caminar. ¡¡Joder con la cuestecita!!. A partir de aquí comienzo a correr alternando con andar. Voy casi más rápido andando que corriendo pero mientras pueda iré corriendo.
    Pasado el 40 comienza a aumentar el desnivel y además se ha levantado un aire frío y está empezando a llover. Pufffff, menudos kilómetros nos esperan, je je je.


    Entro en los siete últimos y al lado mío se pone un ciclista que me da ánimos. me fijo que lleva un tatuaje del emblema de la legión y no dudo en entablar conversación con él. Después de ponernos al día los dos se despide de mi y sigue su camino. Unos cuantos cientos de metros que se me han pasado sin enterarme...
 Miro a la derecha y además de ver toda la subida serpenteante llena de corredores, diviso el centro de alto rendimiento de deportistas de élite. Espectacular. me llama mucho la atención donde están situadas estas instalaciones. A más de 2.000 metros de altura. Y además son impresionantes.
   Km 45 más o menos. Algunos ciclistas, paseantes y atletas que están bajando no dejan de animarnos: "Vamos que lo tenéis", "Vaya máquinas", etc,etc.



   Aquí me da caza Pedro que se pone a mi altura. Ya sabía yo que este crack me iba a dar caza. Me dice que venga que nos vamos para arriba. Le digo que llevo el isquio derecho al límite. Como de un paso más largo de la cuenta siento que se me va a romper. Me ofrece azúcar y glucosa y no dudo en tomármelo todo...
   "Venga tira que vas muy bien", le digo. Poco a poco se va despegando de mí. Va como todos en este momento. Con un continuo corri-anda...
    Yo sigo mirando la cima de ese gigante y sé que a este le tengo ya derrotado. Me queda muy poquito y aunque sea a gatas conseguiré subirme a su chepa.
   Un poco más atrás localizo a Carlos que viene como yo, apretando los dientes para rematar esta locura.
    A falta de un par de kilómetros se pone a mi altura y consigo aguantarle unos 300 metros, pero el isquio me vuelve a avisar y me dice: "¡Quieto que te atizo!"... Así que cojo mi ritmito de nuevo y me dejo caer poco a poco.
    Vamos dando la vuelta a la montaña y visualizando la meta. Estoy dejando un último cartucho para hacer la última subida de entrada a meta corriendo y con buena cara..
   Giro brusco a la derecha y allí está. El arco de meta sobre la cima del Veleta. Una cuesta llena de piedras y bastante pronunciada que consigo hacer corriendo y con las mejor de las sonrisas dentro lo que cabe, je je je.
    Paso por meta en 5 horas y 53 minutos. Por fin estamos aquí. En algo menos del tiempo previsto. Me reuno con mis compañeros para felicitarlos. Pufff que paliza nos hemos metido. Hemos derrotado al gigante granadino...



   Las vistas son espectaculares y después de deleitarnos con ellas un rato decidimos ir bajando a la zona del autobús para emprender el descenso. Para llegar a Granada tenemos que coger primero un microbús, luego un telesilla donde el frío se hace notar. Esto es grabado por nuestro compi Carlos y es la mar de gracioso.  
  Después cogeremos un funicular con la cabina cerrada y donde tenemos más calor que un albañil alicatando una pirámide (palabras de un andaluz compañero de viaje, je je je).
   El funicular nos dejará en la estación. Zona de hoteles y comercios y donde nos hacen entrega del trofeo y de un avituallamiento especial para llenar los depósitos.
   Después de comer sentados en una terracita, hay que subirse a un autobús que después de tres cuartos de hora de viaje (aquí te das cuenta de lo que has estado subiendo) nos deja en la zona de la salida.
   Pues ya en Granada, Nos despedimos los tres. Pedro se queda un día más en la ciudad. Carlos cogerá un autobús para Madrid y un servidor se va de nuevo a la playa a descansar unos diitas...
   Pues otra que no me cuentan. Carrera bastante dura no solo físicamente sino que también te pone a prueba mentalmente.
   Ya os dejo tranquilos, pero solo hasta el domingo que hay otra preparada, je je je.
   Gracias por vuestros ánimos, me han venido de lujo....



martes, 16 de junio de 2015

XIX MARATON ALPINA MADRILEÑA




Una de las pruebas que teníamos en el calendario de esta temporada era el MAM, XIX Maratón Alpino Madrileño , famoso por su dureza  y un recorrido muy técnico que lo hace muy “atractivo” para todos los que nos gustan estas carreras, acumulando un desnivel (positivo y negativo) de más de 5.300 m, en algo más de 44 km. Es complicado conseguir plaza, sólo hay 450 y se cubren en pocas horas. Así que el día 1 de mayo a las 9:00 am estábamos pendientes para que se abriera la inscripción y pese a los problemas con la plataforma de pago, conseguimos apuntarnos, Gregorio, Sergio, Carlos, Javi, Samuel, Pedro, Marcos, Antonio XL, Capi, Antonio y yo.

El sábado nos desplazamos a Cercedilla, población donde se celebra la carrera y lugar donde teníamos que recoger los dorsales, una putada ya que no se podían recoger el día de la carrera, según la organización para evitar aglomeraciones, al final Gregorio y Marcos no pudieron participar en la carrera por lesión, el próximo año seguro que si podéis Compañeros!!!!


 

A las 5:00 suena el despertador pero hacía ya un rato que nos habíamos despertado. Comienzan los rituales. Primero el desayuno y después las cremas, vendaje de tobillos y supervisión del equipo para ver que nada falte, ¡ah! y el Ibuprofeno para los calambres, nos llevamos uno puesto. Nos dirigimos a recoger en Santa Barbará a Capi, Javi y Antonio XL, partiendo rápidamente para Cercedilla. Viaje ameno y divertido donde comentamos nuestros objetivos para la carrera. Ya en Cercedilla nos dirigimos hacia la zona de salida y meta que sería el polideportivo. A las 7:30 comenzaba el control de dorsal, encontramos a nuestro Compañeros Pedro, Samuel y su hermano Sergio, nos hizo unas fotos y para la salida. Saludamos a varios amigos más y nos dirigimos a la línea de salida, unos con la tranquilidad por lo que venía, ya que conocían la carrera y otros atenazados por los nervios de lo que se avecinaba, a pocos minutos de la salida Samu como loco buscando a su hermano Sergio, no tenía el cortavientos en la mochila, junto a guantes y buff material obligatorio en la mochila para poder tomar la salida, lo solucionamos dejándole uno que nos sobraba a los demás.
 
 

A las 8:10am saludo del alcalde de Cercedilla y del director de carrera y salimos todos corriendo camino del Puerto de Navacerrada. Nada más salir ya se hicieron varios grupos, por delante Sergio, Carlos, Pedro y Samuel, algo más retrasados Capi, Javi y después los dos Antonios y yo. Los primeros kilómetros transcurrieron entre bosque y atravesando continuamente el curso de varios riachuelos, la vegetación era muy densa, repleta de Pino, helechos, carrascas, etc., era una maravilla corretear por estos parajes, en siete km y a muy buen ritmo pronto alcanzamos el avituallamiento del Puerto de Navacerrada, reponemos Sólidos, líquidos y nos dirigimos a la primera de las subidas fuertes del día, La Bola Del Mundo, aunque este año la subida la realizamos por una senda distinta a los anteriores, ratonera y picando para arriba para luego iniciar el descenso hasta el puerto de Cotos. La bajada de la Bola me vino muy bien para estirar las piernas y trotar suavemente para ir recuperando. La bajada transcurría toda ella por la loma del Noruego, enfrente Peñalara, a la izquierda Siete Picos y a nuestra derecha Cuerda Larga, Cabezas de Hierro con su temido y divertido Tubo y que en un par de horas estaría subiendo.
 
 

Al llegar a Cotos nos encontramos con una sorpresa que no esperábamos con nuestros compañeros Iván, Pepe, Andres y Arturo que por sorpresa se presentaron para animarnos, “Que Grande Compañeros” En el avituallamiento y antes de empezar la  subida, aparece el primer clasificado, su km 25 y el 17 nuestro, esta gente es de otro planeta, que Makinas!!!!!. La subida hasta el Collado Citores fue muy cómoda y disfrutando de los paisajes, La Granja, Segovia. Pasado el collado ya sólo me quedaba girar a la derecha y enfilar hacia la cumbre de Peñalara (2.428 m), techo de la carrera y punto más alto de toda la sierra de Guadarrama, en donde me cruzo con Capi y Javi que empezaban su descenso con unos 20 minutos de diferencia. Desde su cumbre y después de comerme una barrita para recuperarme del esfuerzo empiezo el descenso y me voy cruzando con el resto de corredores que vienen subiendo. . Bajada rápida y en un zig-zag por la arista de Dos Hermanas dejando debajo a la izquierda el refugio y laguna hasta tomar la pista, luego sendero que nos conducirá de nuevo al Puerto de Cotos.
 
 

Nuevo control de paso, vamos muy bien de tiempo, aquí hay que avituallar bien que nos espera lo más duro, el tubo de Cabezas. Tomo agua y algún trozo de chocolate y a por el Tubo!!!!!.Subida de nuevo como hacia el noruego pero desviándonos al poco rato. Atravesamos prados y riachuelos, y zonas donde la vista se recrea con un entorno espectacular. Finalizado el bosque y antes de comenzar la ascensión del tubo había un avituallamiento estratégico donde tomamos un poco de aire antes de comenzar el ascenso más duro de este MAM
 
 

Poco a poco empiezo las primeras rampas del tubo, con un ritmo suave pero continuado, iba avanzando con buen paso, se ve que el ritmo era bueno porque no nos adelantaba nadie y se enganchaban detrás nuestro. Finalizado el tubo quedaba lo peor, la ascensión a la cumbre de Cabezas Menor (2374 m), un caos de piedras, entre grandes y pequeños superpuestos unos con otros, donde mas parecíamos lagartijas que corredores jejeje. Todos haciendo uso de una buena pericia y equilibrio entre tanta piedra y con mucha precaución debido a que unos minutos antes cayeron unas gotas de agua, llego a la cumbre km 28.5, algo agotado por el esfuerzo pero viendo el fin de lo más duro.
 
 

Ya sólo nos quedaba Cuerda Larga hasta la Bola y para abajo. Mientras atravieso Cuerda Larga puedo admirar la cumbre de la Pedriza, Embalse de Santillana y nacimiento del Manzanares. Casi sin darme cuenta estoy en la Bola del Mundo de nuevo, ya sólo me quedaba una bajada técnica hasta el Puerto de Navacerrada y vuelta por el mismo sendero del bosque de la ida. Unos 7 km a fuego ya que muy objetivo era terminar en 7:15 horas, un km antes de meta de nuevo nuestro compañero Iván estaba esperándonos y dándonos esos ánimos que te hace llegar al final eufórico, al final fueron 7:25, de todas formas no está nada mal.

Lo hemos conseguido, Finisher y supervivientes al MAM

 

Sergio y Carlos 5:34 horas

Pedro 5:40 horas

Samuel 5:46 horas

Javi y Capi 7:04 horas

Txule 7;25 horas

Antonio Xl y Antonio L  8:10 horas

Gracias de nuevo a nuestros compañeros Sergio, Iván, Pepe, Andrés y Arturo por animarnos durante la carrera, Rafa, Mariano, Gregorio, Marcos y demás compañeros de Bikilamanjaro por sus ánimos antes, durante y después de la carrera y a los compañeros de Bikila Toledo y Bikila Run With Me Iván Galán por su apoyo incondicional.
 

 

 

lunes, 30 de marzo de 2015

GENARO TRAIL 2015


Y para el Berrueco que nos fuimos el pasado Sábado. Txule GómezCapi Teijeiro PerezaguaIván Hernandez, su cuñado Ángel y yo Antonio Lopez. Aunque nosotros llegamos con buen margen de maniobra, llegamos pronto, como debe de ser, al poco tiempo nos damos cuenta de que vamos a salir con un poco de retraso por las colas que se están organizando en la recogida de dorsales. Café para el cuerpo y hablar con los compis del BikilaManjaro Club. Nos situamos para pasar el control de chips en la entrada y preparados para este gran trail. Capi enseguida se adelanta y se separa de nosotros al poco de tomar la salida y enseguida nos damos cuenta de que por la orografía del terreno, vamos a pasar gran tiempo del recorrido corriendo, a pesar de que nos han colocao, asi como queriendo... unos cortafuegos para ver si somos capaces de subir por ellos,.... ja ja ja ja.



 Es un continuo sube y baja para luego ir serpenteando por el arroyo de Patones hasta entrar en el espectacular pueblo de Patones de arriba y correr por sus callejuelas. Un trago de agua y otra vez para el monte. Vamos junto a los que están haciendo el recorrido de 50km hasta el km 14 donde se separan ambas carreras. La nuestra de 27 y la de 50. Nos despedimos de los corredores que van a realizar la larga, les damos ánimos y nos metemos en un pinar muy frondoso para obtener unas vista espectaculares del Embalse del Atazar.



 En el km 18 Txule Gómez, me dice que tire yo sólo que va un poco molesto de las patitas y prefiere ir a su ritmo para que yo pueda hacer la prueba al mio. Tras aceptar a regañadientes, le cojo la cámara y me preparo a realizar esta segunda parte de la carrera sin mi compi. Hay un par de cortafuegos donde voy dando ánimos a los demás corredores que me encuentro con ellos y como el terreno ya ha suavizado, es todo seguido sin parones. 



Llegamos hasta el pueblo del Berrueco bordeando el Atazar y antes de entrar a la Iglesia, nos han preparado una subida un poco complicada a la altura en la que estamos. Voy callejeando con la alegría de haber superado la prueba y antes de entrar me encuentro al gran Capi Teijeiro Perezagua, que había hecho una gran carrera desde el principio.Que alegría verle, nos saludamos y vamos al encuentro de nuestro Compi Txule Gómez, para darle ánimos hasta el final. Allí estamos pendientes de Iván Hernandez y su cuñado y sus 50 km. Luego Iván nos dijo que no pudo porque llevaba toda la semana mal y le pasó factura. Muy buenas sensaciones para afrontar la próxima en Riopar. Los 65 km del Desafío Lurbel en 15 días aproximadamente.



martes, 24 de marzo de 2015

PRESENTACIÓN TEMPORADA 2015


El pasado Viernes una gran parte de los atletas del Club Bikilamanjaro Trail se dieron cita en Bikila Toledo, para la presentación de la nueva equipación de Trail Running 2015.
Esta temporada Bikila Tiendas han proporcionado al Club Material Diadora, Chándal, Camisetas manga corta y larga, Mallas Cortas, Cortavientos y Camisetas Térmicas, todo el material de una Altísima Calidad, para un deporte tan exigente como el Trail Running.


Este año el Club tiene planificado la participación en las siguientes carreras, Galarleiz, Monttrail, Genaro Trail, Ehunmilak, Mentiras Trail, Gran Trail de Peñalara, Maratón Alpino Madrileño, Desafío Lurbel, Penyagolosa Trails, Ultra Pirineu y Ultra de Gredos entre otros.
Desde el Club queremos dar las gracias a Bikila Toledo y Bikila Tiendas por el Apoyo y Confianza puestos en este Club.

Maratón de montaña de Cuenca. (MAMOCU).



   El 18 ya llegó. Esperemos que no pase nada y se pueda cumplir el objetivo. Con un perfil tan duro las caídas, golpes y demás imprevistos están presentes en cada zancada que das.
   Hoy vamos a Cuenca unos cuantos componentes del recién creado club Bikilamanjaro. Javi Garrido y yo (Capi), vamos a la distancia de maratón. Por otro lado Marcos Torres , Rafa Martín, Antonio Lopez , Txule Gomez, Arturo Pozas, Antonio Gamero, Victor Mugica y Andrés del Vas van a la distancia de medio maratón.


 
 

   A la expedición se nos han unido Fortes y Dorado que también van a hacer la media maratón.
   Muy, pero que muy, pero que muy tempranito recojo a Javi y a Fortes y después hay que pasar por Ocaña para recoger a Dorado. El viaje muy tranquilito y sin ningún tipo de problemas salvo un despiste que nos costó 10 km de más, je je je.
   A las 6:45 recogemos dorsales y aquí nos encontramos con varios amigos como con Juanlu y Mapi (su fotógrafa personal). 



   Después de saludarnos buscamos un sitio para tomar un café calentito que hace fresco. Casi sin tiempo Javi y yo nos cambiamos mientras por megafonía se escucha: "Corredores a linea de salida, faltan cinco minutos". ¡Vamos Javi que se van sin nosotros!.
   Terminamos de cambiarnos. De momento vamos con camiseta térmica debajo de la camiseta corta y encima el cortavientos. Hace bastante frío. Estamos a -2,5 ºC.
   Terminando de abrocharnos la mochila (la llevamos como preparación para el desafío Lurbel que es dentro de un mes y hay que llevar material obligatorio), se da la salida. 




   Comenzamos dando una vuelta al parque del que salimos. Nos animan Fortes y Dorado. También están todos los Bikilamanjaros que ya han llegado (salen una hora más tarde) y nos desean suerte.
   Esto ha comenzado. salimos a cola de grupo lo que hace que tengamos paradas continuas para ir entrando a los caminos y veredas donde solo se puede ir de a uno. Estas paradas unidas a tener que llevar el ritmo de los de alante, hace que en el km 3,5 llevemos 30´de carrera. Je je je, a este ritmo no llegamos.....
   Los siguientes kilómetros son de ir acoplando el equipo, ajustarse bien las zapatillas, hacer los pipis y los popos necesarios. Bueno, en definitiva ir preparándose para lo duro y quitándose los nervios del principio.
   Una subida, de esas que te empiezan a avisar de lo que va a ser esto, hace que al llegar arriba nos paremos para quitarnos el cortavientos. Comenzamos a correr a ritmo suave la bajada que va directa a la orilla del río Jucar. En esta bajada las manos se me quedan congeladas, pero no voy a parar para sacar los guantes. Supongo que en la siguiente subida me volverán a sobrar.



    Comenzamos a subir la cuesta de San Cristóbal. La más dura hasta el momento donde coincidimos con participantes de la media maratón. Al llegar arriba hacemos un descanso para hidratarnos.
    Pasamos por la senda de los Hocinos donde seguimos por el mismo recorrido de los de la media y donde nos cruzamos también a estos que ya están de vuelta. Saludamos a Victor y a Marcos. Van con buena cara. Les va a salir una carrera perfecta. ¡¡ Suerte chicos !!



   Continuamos por la senda y cruzamos el río por el puente rojo de San Pablo. Un puente que da miedo cruzar por la altura que tiene.
   Después de una pequeña subida un cartel nos indica que los del maratón nos vamos a la izda y los de la media hacia la derecha. Volvemos a estar solos así que mirada al frente y para adelante.
   Javi que va poco a poco encontrando sensaciones ya que no ha salido del todo bien, le da una patada a una piedra y cae al suelo con tan mala suerte que esa misma piedra golpea su rodilla. Ufff ¡¡¡que dolor!!!. Estamos en el kilómetro 21.
   Le reincorporo como puedo, ya que no se puede mover mientras otro par de corredores se paran para ayudarnos. Nos ofrecen su ayuda e incluso nos dan varias opciones en el caso que decida no seguir. Javi y yo hablamos durante un rato mientras despedimos a los corredores para que puedan seguir su carrera. 
   Poco a poco se reincorpora y comenzamos a andar. Después de una subida llegamos a un avituallamiento donde parece que la rodilla, aunque más despacio de lo normal, nos va a dejar continuar.
   Vamos pasando los kilómetros alternando subidas, bajadas, terreno de piedra, arenoso, de todo un poco. Vamos a buen tran tran aunque vamos con bastante cautela para no tener otro percance.



   Pasamos por el punto más alto de la carrera que está situado a 1246 metros. aquí nos caen copos de nieve que junto a las vistas espectaculares de la zona  hace que despejemos la mente y nos olvidemos por un rato del dolor de piernas que va apareciendo poco a poco.



    Continuamos por el cordal del Socorro. Llegamos al cerro del Socorro que es el kilómetro 33. Paramos en el avituallamiento para llenar botellas de agua y preparar la bajada que nos llevará al barrio de tiradores.
   Pisamos las calles de cuenca desde un rápel por el que tenemos que descender. Primero bajo yo y espero a Javi que haga lo mismo. Cruzamos otra vez por un puente el río Jucar y volvemos de nuevo al barrio del castillo, punto donde hace unas pocas horas nos cruzamos con Marcos y Victor.
   Le canto a Javi unas cancioncitas de la mili para amenizar la "fiesta" mientras seguimos nuestro camino para conseguir nuestro objetivo que no es otro que llegar a meta.
   Por fin, creo que estamos en la última subida. Vamos por una senda donde coincidimos con un grupo de chavales que está rezando ya que toda la subida es un vía crucis. Pasamos por le ermita de San Julian  para enlazar con una vereda donde está situado el kilómetro 40. 
   Vamos Javi que llegamos. Dos kilómetros y a meta. Comenzamos la bajada donde comenzó esta aventura, aunque al comienzo esta era de subida, je je je.
   Por fin pisamos asfalto. Esto quiere decir que nos queda poco mas de un kilómetro. Escuchamos la megafonía de fondo mientras cruzamos un largo puente que nos dará paso al parque donde está situada la meta. Vamos corriendo. Rematando la faena. Felicito a Javi por que las ha pasado p........ con la rodilla pero ha tirado para adelante sin pensar en las consecuencias. 
   Entramos en el parque y nos anuncian por megafonía. ¡¡¡Lo hemos logrado!!!.

   Pasamos por el arco de meta en 6 horas 41 minutos. Subidónnnnn. Ha sido un maratón bastante duro que nos lo ha puesto difícil pero que le hemos vencido.


   Nos reencontramos con los compis y nos felicitamos mutuamente para acto seguido ir a cambiarnos que hace un frío que pela.



   Mientras nos cambiamos tranquilizamos al resto de Bikilamanjaros por que pasaban las horas y no tenían noticias nuestras. 
   Ellos también han realizado una carrera para enmarcar por lo que hay que felicitarles.
   Nosotros ponemos rumbo a Toledo después de despedirnos de los que por allí se quedaban. Un par de horitas de camino nos quedaban todavía. 
   Por otro lado, el reto ha terminado. 12 meses  X 18 maratones .  Y lo mejor de todo es que tengo ganas de maaaaaaasssssss. ja ja ja.
   Capi.
   

Promesa cumplida.
   Esto no es la crónica de una carrera, pero me apetecía contarlo.
   Todo viene de atrás, muy atrás. El protagonista de esta historia es Marcos Torres. Regenta el restaurante As de Espadas. Creo que muchos le conocéis incluso alguno mejor que yo.
   Hace un par de años, Marcos se lesionó y estuvo sin poder salir a correr cerca de dos años. No se vino abajo. No descansó ni cedió en el empeño de recuperarse para volver a hacer lo que más le gusta.
   Combinaba la bicicleta con sesiones de fisioterapia con Victor Mugica, que tiene gran parte de culpa en su, ahora si lo podemos decir, total y satisfactoria recuperación.
   Pues, durante esos dos años, también hacia largos paseos dando la vuelta al valle. Al llegar a la ermita, entraba en la capilla y hablaba con la virgen no solo de su lesión sino de todos los temas que le iban surgiendo. Tanto buenos como malos. Era y es su pequeño desahogo.
   Cuando por fin se vio la luz al final del túnel y parece que la lesión empezó a desaparecer, en uno de sus muchos encuentros Marcos hizo una promesa a la virgen. Si se recuperaba totalmente daría tres vueltas al valle corriendo.
   Hizo varias carreras con muy buenas sensaciones, pero el domingo disputó la media maratón de montaña de Cuenca. prueba de fuego para su tendón de aquiles.

   No solo le salió una carrera redonda, donde su fisio Víctor le hizo las veces de liebre, sino que los dolores y molestias habían desaparecido. Ahora si que podría cumplir su promesa. 
  Todo esto lo cuento por que hace tres días me llamó y me dijo que si le quería acompañar en la realización de la promesa. Sin dudarlo le dije que si, claro está. Cuando alguien te pide que le acompañes en algo tan personal y especial no es posible negarse y mas tratándose de un amigo al que tengo un aprecio especial.
  Así que hoy a las 7:45 de la mañana nos damos cita en la ermita para realizar esta promesa. Aquí veo aparecer a Miguel Suarez. También ha decidido acompañar a Marcos.

   Día lluvioso el que nos ha tocado, pero es en lo que he quedado con Marcos. Haga lo que haga hoy es el día...
  Después de saludarnos, comenzamos la primera vuelta. Lo que iba a ser un rodaje tranquilito creo que se ha convertido en un rodaje algo mas exigente, je je je.
   La primera vuelta la hacemos casi sin darnos cuenta. Vamos charlando y todavía las fuerzas están intactas. 
   La segunda la hacemos dos minutos más rápida. Cada vuelta son unos seis kilómetros y medio.
   En la tercera ya vamos mojados enteros. No deja de llover. Miguel sigue tirando del trio y vamos a su rebufo rezando para que no aprete mas, ji ji ji.
   La última subida desde el puente de la degollada hasta la ermita, comienza suave, pero a medida que vamos subiendo el ritmo aumenta y al final cada uno sube a lo que puede.

   Pues ya estamos los tres juntos y decidimos pasar a ver a la Virgen un ratito. Marcos nos da las gracias por acompañarle. Yo particularmente se las doy a él por hacerme participe de algo tan personal.

   Pues esto es lo que os quería contar. 
   Solo me queda felicitar a Marcos por su recuperación y también por poder cumplir la promesa.
   Buena mañana hemos pasado. Que por cierto nos hemos cascado 19 kms........


martes, 4 de noviembre de 2014

ROCIGALGO


Hoy el entreno es en El Chorro de Cabañeros, donde nos juntamos 6 Bikilamanjaros, los Elites Iván, Arturo y Samu, Javi, la leyenda del Rock & Roll Angelito y yo Txule el master 50.
Hay que tener en cuenta que estamos dentro de un Parque Nacional y deberemos cumplir sus normas y recomendaciones; a día de hoy no es necesario solicitar previamente la visita, basta registrarse en la caseta del Parque al inicio de ruta, es importante que nuestro paso por la ruta sea lo menos agresivo posible (basura restos de geles, pañuelos etc no hagan que el entorno se vea ensuciado por nuestro paso)
Desde los aparcamientos y caseta de control de visitantes del P.N. de Cabañeros, saldremos por la pista que hay a la derecha de la caseta. Sin pérdida posible avanzamos para internarnos en el angosto Valle del Arroyo del Chorro, siguiendo las señales que nos indican el camino correcto. Se cruza el arroyo por un puente y poco después alcanzamos un pradera con cartel informativo y caseta, paraje denominado Toma de Agua. En este punto se abandona la pista, para continuar subiendo por unas escaleras y sendero evidente. El camino gana altura sobre el arroyo avanzando entre un denso encinar, el valle se cierra algo, pasamos junto a un abrigo semi natural y llegamos a la bifurcación del Chorro. Abandonamos el camino principal para en pocos minutos llegar al mirador desde donde se observa el Salto del Chorro. Espectacular cascada enclavada en un rincón donde la humedad se respira y se llega a tocar y donde Samu está a punto de hacer un chapuzón.


Tras las fotos de rigor volvemos al sendero principal, donde se empieza a poner un poco más cuesta arriba el sendero que remonta en varias lazadas la ladera y auparnos a la parte alta del Chorro (en este punto podemos salirnos a la derecha del camino no acercarse a los cortados ya que el terreno se muestra resbaladizo, y una caída puede ser de fatales consecuencias). Seguimos por el sendero para rebasar una pedrera, pasada está el recorrido alcanza una cornisa rocosa quedando el arroyo más abajo. Vemos otro cobijo aprovechando las paredes rocosas y pasamos un tramo con una cadena a modo de seguro y pasamanos por el tramo más estrecho de las Cornisas, aunque no presenta mayores complicaciones. Esta parte del recorrido es tan espectacular como el propio Chorro.



Pasadas las Cornisas, salimos a zona despejada, donde pasamos entre alguna que otra pedriza que hacen bajar el ritmo de carrera, unos metros más adelante nos encontramos con el desvío a la Chorrera Chica, como a 400m y después de cruzar el arroyo llegamos al rincón de este pequeño salto de agua de dos tramos; por más pequeño no desmerece nada del chorro mayor, en estas pozas Samu ya no pudo refrenar sus impulsos y salto al agua para refrescarse un poco (no hay charco, arroyo o riachuelo que se le resista jejejej). Recuperamos el camino principal, progresamos en suave ascenso por terreno más despejado de encinas, cruzamos de nuevo el Arroyo del Chorro y penetramos en un robledal, hoy desnudo y con las hojas secas formando una alfombra natural, ya se va viendo a otoña en los árboles y muchas seta, algunas de ellas muy llamativas como una Amanita Muscaria, Venenosa, en este punto empiezo a sentir como mis problemas de Psoas se van incrementando llegando a hacer perder el ritmo de mis compañeros. El camino serpentea entre robles (algunos de buen porte y curiosas formas) donde algunos hitos evitan que perdamos el estrecho sendero, algo menos evidente en este tramo. La cuesta se prolonga y de repente salimos al despejado Collado del Chorro, donde divisamos las llanuras de Ciudad Real. 



Desde el collado giraremos para ascender por evidente camino entre matorral y abandonar el ancho trazado hasta la cumbre del Rocigalgo (1448m aprox). Fotos de rigor avituallamiento y decisión de por dónde volver al punto de partida, de nuevo otro pinchazo en el Psoas hace que mi decisión de bajar por el mismo camino por el subimos sea la adecuada, Javi me acompañara en la bajada y el resto tomaran otro camino distinto cresteando por las sierras cercanas. Al final 3 horas de buena ruta y unos 19 km de distancia, después de terminar y como viene siendo costumbre en esta Equipo Bikilamanjaro, unas cervezas y sus respectivos pincho cierran una buena mañana de Otoño en la montaña